martes, 22 de noviembre de 2016

Trump, la rebelión blanca y la Policía del Pensamiento Único.

Son bastante cómicos y pobres los análisis post electorales con el diario del lunes. “El pueblo eligió la paz”, en elecciones que terminaron 51% a 49%. “Los argentinos prefirieron a Macri”, con resultados similares. En general los periodistas, en típico razonamiento populista, caracterizan al pueblo, en este caso a quienes votaron al ganador en una elección, como una masa monolítica con un pensamiento único y alineado, generalmente acorde al de ellos mismos. Nada más lejos de la verdad. A veces tenemos que recurrir al poeta estadounidense Henry-Louis Mencken para afirmar que “La democracia es una creencia patética en la sabiduría colectiva de la ignorancia individual”. Millones de votos son millones de motivaciones diversas. Pero volviendo a la realidad, al establishment periodístico se le quemaron los papeles a la hora de analizar la victoria de Donald Trump.


En Dictadura está mucho más claro el margen de maniobra de movimiento político o de cada individuo que en democracia. Totalmente. Uno sabe claramente cuales son los límites a la participación política, al derecho a la expresión, a la actividad económica, etc. Si se cruza esa delgada línea, el castigo a recibir también está claro y preestablecido. Y puede ser muy duro, claro que sí. Pasaba lo mismo en las monarquías. Hay más previsibilidad. En cambio en las democracias, esto no está tan claro. La democracia garantiza el derecho a la libre expresión (¡claro!) por lo cual, la forma de ponerle límites a la misma tiene dos vertientes: una ley que castigue determinadas expresiones que no son consideradas políticamente correctas o, para peor, que quien las exprese sea condenado de manera pública de hereje, sin una ley que necesariamente lo condene. Y al hereje no se lo juzga, sino que se lo quema. Sirva como ejemplo la opinión sobre el llamado Holocausto del pueblo judío en muchísimos países de Europa. En algunos países las leyes prohíben una opinión diferente a la Historia Oficial. En otros, la condena es el ostracismo público.

Quienes hoy garantizan que la libertad de expresión no exista en las democracias son aquellos que sin saberlo integran la Policía del Pensamiento Único. Son miles y diversos, y cumplen un papel fundamental en la conservación del orden establecido. Son políticos, periodistas, opinólogos, pseudo científicos y en el caso de algunos países como la Argentina, burócratas estatales con una carga de resentimiento personal y político muy importante, como los integrantes del INADI. Todo bajo un aparente barniz democrático, progresista y humanista.


¿Qué logra esta Policía? Lo que logran las policías en los regímenes autoritarios: silencio. Y en el contexto de ese silencio a la fuerza, donde expresar su propia opinión en temas como aborto, género, seguridad, religión, etc. puede ser causante de una condena por herejía, el ciudadano que se opone a las ideas que defiende dicha Policía, se cuida de expresar libremente sus opiniones que en general, son compartidas casi en secreto por la gran mayoría de la gente, los cuales sin embargo no logran articular un movimiento político-cultural que las combata, ¿se entiende?

Donde tampoco opinan, es cuando les preguntan a quien van a votar. En ese caso, callan o mienten. Y solo cuando ponen el papelito en la urna, expresan en la soledad del cuarto oscuro su verdadera opinión. ¿Me siguen?

En EE.UU. la opinión pública (o publicada) estaba 95% a favor de Hillary Clinton. Prensa, espectáculo, grandes capitales, comunidades latina, negra, judía, Hollywood, expresaban su favoritismo por la esposa del travieso hombre canoso del saxo. Incluso los periodistas argentinos expresaban este favoritismo al nombrar a Trump con desprecio, antes del día de las elecciones. Pero Trump ganó, y las encuestas no fueron capaces de penetrar en la verdadera intención de los votantes y estuvieron días pronosticando una clara victoria de Hillary.

¿Pero por qué votaron los estadounidenses a Trump? Difícil resumir todo en una sola idea como hacen los periodistas de medios masivos (que nosotros ni somos ni seremos), pero podríamos ensayar varias motivaciones que suponemos los habrán movidos a hacerlo.

  •          Un rechazo a la política tradicional. Elección de un outsider a la misma como muestra de rechazo a dicha corporación.
  •          Un apoyo al endurecimiento de la política inmigratoria.
  •          Un rechazo a la Policía del Pensamiento Único y a la Corrección Política. Basta de decirme como debo pensar sobre cada tema.
  •          La Rebelión Blanca. Una resurrección de lo más profundo del país en rechazo a las políticas de discriminación positiva que reciben las minorías desde hace décadas.
  •          Una situación económica que se deteriora año tras año.
  •          Un pensamiento más conservador y tradicional.
  •          Una candidata demócrata impresentable.
  •          La idea del sueño americano que cada vez parece más lejano.

¿Habrá más motivaciones? Seguramente muchas. O millones. Una por cada votante. Pero el votante dijo, de diferentes maneras, déjenme de hinchar las pelotas.

El resultado de la elección de EE.UU. es por un lado una bocanada de aire puro a la política mundial, por otro lado un desafío a la corrección política y su putrefacto olor de pensamiento único e indiscutible y, porque no, un grito de los blancos, diciendo presentes en un Mundo que parece ocultarlos en detrimento de un montón de pueblos y culturas cuya exaltación no constituye un pensamiento incorrecto. Como el caso de los blancos. Que solo nombrar su existencia, constituye una herejía.




domingo, 3 de julio de 2016

Actualidad del Nacionalismo Argentino

¿Cuál es la realidad del movimiento Nacionalista en la Argentina? Decimos Nacionalista por utilizar la palabra que todos los movimientos utilizan para autodefinirse cuando le preguntan “que sos”. Sabemos que decir nacionalista a secas en el siglo XXI ya dice poco y nada, y su connotación es casi siempre negativa.

Nosotros desde este blog esperamos que surja una “derecha nacional” o “derecha social” para llamarla de algún modo. No es seguro que esto surja de las agrupaciones hoy autodefinidas nacionalistas pero es probable que sí de algunos de sus integrantes. Porque la Argentina hoy necesita una derecha moderna, nacional, social, que entienda el mundo y entienda el siglo XXI. No necesita un nacionalismo del siglo XX luchando guerras del siglo XIX. Pero vayamos al objetivo del post.
No conocemos desde adentro a las agrupaciones nacionalistas pero sí, desde el conocimiento personal de algunos de sus integrantes o a través de su participación (sana, saludable, harto necesaria) en las redes sociales, intentaremos un análisis.

Bandera Vecinal: es el partido liderado por Alejandro Biondini con presencia en Capital y provincia de Buenos Aires. Cambiando de nombre de tiempo en tiempo, con algunos más felices que otros, Bandera Vecinal arranca por donde debe arrancar, es decir, jugando políticamente dentro del Sistema. Por ahora sin demasiados votos (salvo en una ocasión con unos 40.000 votos en provincia de Buenos Aires), Bandera Vecinal emerge como el partido que bien podría servir de base para una gran coalición nacionalista. Lamentablemente, no todos los otros líderes tienen un buen concepto de Biondini quien, en base a una lucha constante y persistente por décadas, tiene cierto conocimiento en la población en general, el cual a esta altura es más negativo que positivo. Necesitarían de un recambio de figuras. En lo que respecta a su posición política, como gran parte del arco nacionalista, son defensores del verdadero peronismo, que vaya a saber cada uno cual es y del cual en este blog ya hemos fijado nuestra posición. También han sido activos participantes de las marchas “caceroleras” contra el gobierno de CFK.  Han generado un documento con diez propuestas que celebramos pero aún no hemos leído para dar una opinión. Asimismo editan una publicación “Bandera” -desconocemos si tiene también formato digital, lo necesitan en el siglo XXI- y tienen un programa de radio. Realmente mucha presencia. Tienen posibilidades de crecer en tanto y en cuanto se despeguen del peronismo y dejen de identificarlos con los movimientos nacionalistas europeos de los años 30; y también cuando logren renovar figuras y candidatos. Veremos como se presentan para las elecciones de 2017.

Movimiento 20 de Noviembre: al igual que Bandera Vecinal, han optado por dar lucha electoral. En su caso, a través de una alianza dentro del Frente Renovador de Sergio Massa en la ciudad de Buenos Aires. La estrategia, novedosa para el nacionalismo, genera el riesgo de que la agrupación sea “tragada” por el peronismo (que eso y no otra cosa es la agrupación del ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner) con la consiguiente pérdida de su identidad. No será fácil esto. Muy válida la estrategia de dar lucha electoral, la táctica no es de las más felices, pero vale el intento.

Proyecto Segunda República: la agrupación de Salbuchi y Romero es una incógnita. No logran despegar del estado embrionario en el cual se encuentran hace años y no se les ve intenciones de dar lucha electoral. Por el lado ideológico, pecan de populistas, lo cual los lleva a veces a posiciones similares a las adoptadas por el kirchnerismo residual en la oposición. Se los ve mucho en el muy buen intento del canal TLV1 (Toda la Verdad, se lo encuentra fácilmente en internet) pero sus posteos en redes sociales son muy confusos, por lo menos para quienes conocemos a los fundadores de la agrupación. No nos pasa a nosotros solos y se ve la misma sorpresa en los comentarios de los lectores. Actualmente se los ve en un cambio de actitud a nivel agrupación, esperamos que emerjan del lugar en donde están hoy para ver como se desarrollan y para donde apuntan.

Vanguardia de la Juventud Nacionalista: conocemos poco de ellos, posiblemente sean los menos “peronistas” de este grupo de agrupaciones bajo análisis. Tienen cierta presencia callejera en pintadas (muy saludable), tanto en Buenos Aires como en el interior. Por ahora son una incógnita, esperamos noticias de ellos.

Red Patriótica Argentina: esta sí es una saludable noticia. Un grupo de agrupaciones pertenecientes en su gran mayoría al mal llamado interior del país, se agruparon en esta red y realizan tareas en común. Hemos visto personalmente y con agrado en Córdoba, por ejemplo, carteles pegados por la Agrupación Nacionalista Lacebrón Guzmán en pleno centro de la capital mediterránea. Lo notable de esta red es que demuestra que los grupos nacionalistas sí pueden trabajar en conjunto o unirse y establecer estrategias comunes. También, como casi todas la agrupaciones precedentes, han discutido con nosotros defendiendo al peronismo, una posición equivocada tanto histórica como tácticamente.
 
Seguramente existan más grupos o individuos actuando en función de tales, dadas las facilidades que las tecnologías digitales permiten. Lo importante es generar agrupaciones adaptadas para el siglo XXI y alejadas del peronismo, si no se dan estas dos condiciones, lamentablemente serán todos proyectos destinados al fracaso.  El nacionalismo debe salir del círculo vicioso de hacer política de convencidos para convencidos si desea ser una opción de gobierno.


sábado, 25 de junio de 2016

Say no to racism

"Say no to racism". "My game is fair play". "Football for hope". ¿Habrá mas slogans?. Probablemente sí, "Football for the planet"...

La entidad rectora del fútbol mundial, FIFA, con sede en Suiza y pretensiones de extraterritorialidad e impunidad, nos bombardea sistemáticamente con estos principios. Algunos, para estar subidos a las olas y a las modas (referidas a sustentabilidad, por ej.), otras más cercanas al pensamiento políticamente correcto y, por que no, dirigidas a la obtención de los votos de los países del tercer mundo en las elecciones internas (referidas al racismo). Algunas otras, nada. Más de lo mismo.

Da mucho placer, ver, por el motivo y causa que fuese, a estos dirigentes corruptos de la FIFA encarcelados, perseguidos, obligados a renunciar. Mediocres enriquecidos usufructuando la pasión por el deporte más popular del Mundo. Pasa lo mismo por acá con la Asociación del Fútbol Argentino, AFA. Segundones de la política, empresarios de dudosa fortuna, conductores de TV afortunados. Ignorantes que asustan.

Todos repitiendo como loros consignas en las cuales no creen, pero que les sirven para acrecentar el poder de la FIFA (y AFA) y sus fortunas personales como consecuencia. 

¿Será la Justicia lo suficientemente decidida para terminar con esta payasada? ¿Tendremos que depender de la justicia del país menos futbolero del mundo para acabar con esto? ¿o estos últimos reemplazarán en el show a los dirigentes encarcelados por otros propios?"

No lo sabemos. Pero convengamos. ¿En cuántos ámbitos se repite la propagación de slogans políticamente correctos con otros fines". ¿Está el populismo sudamericano lejos de estos procederes? Pueblo, pobres, ancianidad, niñez. Y por otro lado, desfalcos, sobreprecios en la obra pública, lavado de dinero, retornos, impunidad judicial. Desfachatez.

¿Es esta la matriz del poder del siglo XXI? ¿Somos capaces desde nuestro campo de romper esto, sin caer en posiciones y procederes de la década del '40, sin caer en una catarata de slogans análoga?

Ese es nuestro desafío.

sábado, 11 de junio de 2016

Mutaciones

Una gran paradoja de la sociedad argentina, es que cree con convicción casi de converso, que solo pueden salvar al país un grupo de renovadores del  mismo grupo político que contribuyó a destruirlo un poquito más. Luego de la llegada al poder de este grupo renovador y la consumación de una etapa más de destrucción de este país, aparecen nuevos renovadores, en algunos casos personajes importantes del gobiernos a los cuales los anteriores renovadores sacaron del poder.

La referencia el peronismo está implícita. La sociedad argentina, que en su conjunto ha aceptado al peronismo olvidando las décadas del 50 y 70 convertiéndolo en un león herbívoro (parafraseando a su difunto líder), ha llegado a la conclusión que solo el peronismo puede gobernar este país. Se ha dado la paradoja que entre tres candidatos peronistas en la provincia de Buenos Aires, hayan sumado más del 80% de los votos en 2013.

El triunfo de Mauricio Macri liderando una coalición liberal-desarrollista en 2015, debe ser vista no como un gobierno que pueda sacar de la postración a la Argentina  (ojalá lo haga) sino como el fin de este ciclo enfermizo de renovaciones peronistas que lleva más de 30 años ininterrumpidos.

Para eso, el PRO y sus aliados, deberán dejar de gobernar con culpa como “jefe nuevo”, y tomar las decisiones políticas que haya que tomar asumiendo sus costos. Deberán tratar de dejar de conformar y/o seducir a sectores que de ninguna manera lo apoyarán, tome la medida que tome. Deberán de dejar de gobernar pensando que su gobierno necesita una "pata" peronista.

Ese es su principal desafío.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Mañana 22 Scioli NO Macri Sí

Hace unos días detallé una serie de sucesos cotidianos por los cuales deseo fervientemente que el FPV no gane las elecciones y Scioli no sea presidente. Dicho esto, dije que iba a votar a Macri, al que no voté ni en Boca pero sí en el Ballotage contra Flimus. Creía que lo que dije estaba claro, pero no para todos. Saltaron algunos camaradas nacionalistas, no muchos es cierto, a matarme. Pareciera que no les preocupa que este Regimen perdure 16 años, se fortalezca. Los invité a encontrarnos físicamente a dialogar y se negaron. Parece que para muchos este mundo virtual es más cómodo. Me dijeron de todo. Pero lo que más me preocupa es que el Nacionalismo no se actualice. El Mundo de hoy no es el mundo de los años 30 ni 40. Es distinto. Algunos pocos como Denes Martos se atreven a pensarlo. (Busquen y bajen este libro y luego me cuentan).



El siglo XXI nos plantea grandes desafíos y no tenemos respuesta alguna. Comparto algunas de las cosas que dijeron, sin decir quien porque respeto a los camaradas, y mis comentarios entre paréntesis:

"Nosotros iremos a elecciones cuando la Argentina esté madura para poder pensar en "nacionalista" 
(¿Qué significa esto, como se madura el nacionalismo, cual será el punto exacto para actuar?)

"SI SUPIERAS CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE LIBERALISMO Y NACIONALISMO MENOS... PERO TODO SIRVE PARA SABER AL MENOS DONDE ESTAN LOS CAMARADAS Y DONDE LA QUINTA COLUMNA"

(¿Qué tiene que ver con desear que pierda Scioli? ¿Será entonces que Scioli es nacionalista?)


"Lo tuyo es el Regimen elegiste bien la trinchera...queres la cuotita de poder nada mas... A pesar que no estoy de acuerdo con Bandera Vecinal son mas coherentes que vos,Ademas de ser mas coherentes, firman con nombre y apellido Al menos no se pasan al enemigo: basta de punteros, chantas y barras bravas...aqui no hay ningun fuherer." 

(Todo por decir que no quiero que Scioli sea presidente y por decir que para evitar eso, voy a votar a Macri. De que cuotita de poder habla no se, tengo casi 50 años y laburo desde los 15 en la actividad privada. Seguramente a este joven camarada le molestó que yo le dijese que acá hay decenas de agrupaciones nacionalistas, y decenas de pequeños Fuhrers que no se juntan ni a tomar una cerveza....)

"Es uno que sigue a Pampillón...ay Pampilló..."
(No lo conozco en persona pero lo agreden y me vinculan a él porque es el único que tiene huevos para darle batalla al marxismo en la calle. El 90% restante de los camaradas se juntan para conmemorar derrotas como el 20-NOV, el 14-JUN, el 30-ABR y a esperar "el momento"....) 


Repito lo que dije:
La victoria de Scioli será nefasta. Seguirá avanzando con prisa y sin pausa el marxismo cultural, seguirán muriendo camaradas militares durante sus detenciones sin juicio, seguirá el despilfarro, el robo de los K, la inmigración desenfrenada, la falta de planes de seguridad, educación y política exterior. Madres, abuelas e hijos. ERP y Montoneros. Sin ejército ni Fuerza Aérea ni Marina. Sin radares. Con un colador como frontera y los Gendarmes y Prefectos boludeando en Capital y GBA. Mil temas más. Zannini y Parrili, Kicillof y Timerman. Pero fundamentalmente el inútil de Scioli.
Para esto tiene que ganar Macri, les guste o no a aquellos nacionalistas que orinan agua bendita, que viven en un estado de pureza tal que el Dalai Lama los envidiaría, que no se atreven a tomar un café y debatir.
Que no les hubiera molestado Anibal Fernandez como Gobernador ni Scioli como presidente ni La Cámpora como Poder.
Que no hacen política con el Poder como objetivo, sino para satisfacer sus vanidades personales.

Mañana Scioli NO Macri Sí. Pasado mañana ya criticaremos lo que haya que criticar de Macri. A buen entendedor pocas palabras.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Los problemas del Nacionalismo Argentino (3) - El Peronismo


"El Peronismo es una federación de dirigentes provinciales o municipales que tienen un conjunto de recuerdos en común y que, como bien demostró el menemismo, pueden aceptar ideologías o políticas económicas distintas." 
Ricardo Sidicaro.






A la brillante definición anterior, podríamos agregarla "menemismo y kirchnerismo" y la haríamos más palpable y contundente.

La próxima generación del movimiento Nacionalista Argentino o Derecha Nacional como me parecería más adecuado llamarlo. cuyo nombre de partido o agrupación será el que sea, mientras no sea una repetición, copia y/o traducción de nombres de otras latitudes y tiempos, tiene que romper definitivamente la ligazón con eso que hoy algunos se esfuerza en seguir llamando Justicialismo o Peronismo.

Se suelen decir dos cosas del Peronismo original para que hoy, algunos sigan pensando en la comunión Peronismo-Nacionalismo:

1. Perón, -un militar que a los 48 años comenzó a incursionar en política-, abrevó en las fuentes de los movimientos nacionales europeos y comenzó a aplicar algunas de sus políticas en la Argentina luego de la segunda guerra mundial, así como también dio refugio a muchísimos refugiados europeos que habían combatido en el bando perdedor en la guerra citada. Asimismo, fue un promotor de la 3ra posición.

2. El Peronismo tomó del Nacionalismo católico argentino, muchos de su argumentos e ideas, incluyendo el Revisionismo Histórico. (Pero muy pocos de sus hombres).

Podríamos decir muchas más que estas dos cosas, así como también otras que podrían oponerse a las que aquí citamos. Pero el punto al cual queremos llegar es que el Nacionalismo argentino debe dejar de ver al Peronismo como ese "nacionalismo posible" ya que este movimiento, el peronismo, hoy no existe (si es que alguna vez existió luego de la muerte de su líder y creador). Y más allá de eso, dudamos que este movimiento represente en base a lo que hizo (y a lo que es hoy ni hablar) lo que nosotros queremos. Hagamos un paseo para ver que fue el Peronismo y como terminó.

Análisis del peronismo histórico

Si Perón quiso, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, generar un régimen con las características del fascismo italiano con el cual él convivió, realmente se trataba de una tarea tanto titánica como absurda dados los acontecimientos mundiales y el pragmatismo de Perón. Para hacerlo, se debería haber tratado de una persona con tendencias suicidas, lo cual Perón no fue de ninguna manera. Hay en el peronismo histórico (1946-1955) tanto luces como sombras y algunas precondiciones que deberíamos por lo menos detallar para poner en blanco y negro ese período.

El contexto

A fines de los años 30 la Argentina perdió la estabilidad política que había tenido por lo menos por 50 años. Se nota claramente una ausencia de una clase dirigente lúcida y un cierto alejamiento de la clase alta argentina de los lugares ejecutivos del poder. El ejército aparece con más fuerza como un factor de poder, ocupado logares que va dejando la clase política.

La Argentina era en esa época claramente el país latinoamericano más europeo, más avanzado, más elogiado, no solamente por algunos avances tecnológicos notables (subte A inaugurado en 1913, sólo por nombrar un ejemplo) sino también por una estabilidad económica y posibilidades de progresar que la hacían rivalizar con EE.UU, como lugar atractivo para los inmigrantes europeos. Llegaron millones por suerte. No iban a Colombia, Venezuela, México, Chile. Venían para acá.


También, la Argentina poseía una red ferroviaria impresionante en extensión y servicio, construida tanto por empresas inglesas como francesas como por el Estado Nacional. Esa red ferroviaria, amén de desarrollar el país y llegar a cualquier confín del mismo, permitía extender EFECTIVAMENTE la soberanía argentina. Para los que conocemos el país, nos asombra en cada viaje los pueblos, parajes y estaciones de tren abandonadas, que muestran una Argentina que fue (Los críticos fáciles de esto decían que servía solamente para sacar la cosecha hacia los puertos. Enhorabuena....)

Durante una de las presidencias de Roca, por ejemplo, se promulgó la ley 1420 que estableció la educación primaria obligatoria, gratuita y laica. En probable que se trate de una de las principales decisiones en materia de leyes de toda nuestra historia. Pero este período previo a Perón está lleno de leyes e iniciativas notables. Los rosistas también debemos ver las cosas que se hicieron bien luego de la caída de don Juan Manuel.

Asimismo, en el período previo al peronismo, el país gozaba de una saludable posición económica, emanada de la exportaciones durante la segunda guerra mundial a causa de nuestra neutralidad. Perón confesó que le costaba caminar por los pasillos del Banco Central por el oro acumulado.

Obviamente, como en el desarrollo de toda sociedad, había problemas y todavía no se había podido lograr un reconocimiento más justo a aquellos trabajadores de las capas más bajas de la sociedad. También era una época donde el anarquismo y el marxismo eran fuertes y combativos, solo lo ilustro a modo de hacer referencia a que una cosa no implica la otra.

(A mi modesto entender, una Argentina sin el peronismo de por medio hubiera llegado a promulgar, de un modo a otro, seguramente de manera más lenta, muchas de las leyes laborales del gobierno militar de 43 y luego del Peronismo, sin generar la GRIETA que generaron en esa época ni los excesos que sufrimos hasta hoy).

Para resumir, La Argentina era, hacia 1943, la nación más culta y educada de América. En ella no morían chicos de hambre ni se veía a carenciados alimentándose de la basura; lideraba a Latinoamérica y exportaba más que toda ella junta. El viaje a Buenos Aires de nuestros hermanos latinoamericanos, era el viaje a París de los argentinos.


Su Producto Bruto era superior al de Brasil y, durante la década del 30, se impuso como líder de Latinoamérica sobre Estados Unidos, en dos conferencias interamericanas, en las cuales el país del norte había intentado extender su influencia sobre la región. Por citar algunos datos estadísticos, En 1928, tenía más automóviles que Francia y más teléfonos que Japón. 

Esto nos lleva a la primera conclusión: Perón no encontró un país destruido, carenciado, pobre, poco instruido. Encontró un país con una grave crisis en su clase dirigente, con muchas necesidades insatisfechas en sus clases más bajas. Un país sin rumbo. Fue hábil, tuvo su oportunidad y llegó al poder.

Como colofón, podríamos decir que con Hipólito Yrigoyen hace su aparición la clase media en la vida política y social del país, y con Perón la clase baja. Un mérito importante. Todos somos argentinos, para que no queden dudas.

El peronismo histórico 46-55 - Los años dorados

Para resumirlo en pocas líneas atendiendo a la finalidad de nuestro post, el peronismo fue en esa década:

Un gobierno que promulgó decenas de leyes sociales, tendiendo a una política de redistribución de ingresos basada en la saludable caja que encontró Perón al llegar al poder y a la experiencia europea recogida por el mismo Perón en Italia.

Promocionó los valores nacionales, el deporte, mejoró la salud pública.

Intentó llevar a cabo una política industrial nacional que fracasó, no logrando generar ni una industria pesada ni una burguesía nacional industrial harto necesarias. (No nos quedemos con el Pulqui y demás. Fueron prototipos). No logró generar riqueza.

Fracasó en la relación con el campo. Grandes faltantes de alimentos en gran parte de su gobierno. Graves problemas con la vivienda y alquileres.

Falta de Federalismo. Crecimiento desproporcionado y desordenado del Gran Buenos Aires.

Excesivo culto a la personalidad. Líderes carismáticos rodeados de segundones impresentables. Falta de capacidad en muchas áreas claves (fundamentalmente a medida que el gobierno se consolidaba). Falta de libertad de expresión. Jefes de manzana. Afiliación compulsiva al Partido. 

Gran decadencia del gobierno luego de la muerte de Eva Perón. Incomprensible pelea con la Iglesia, intentos de golpes de Estado. 

Reconocimiento al Estado de Israel, apertura de delegación diplomática, tratados comerciales y de asistencia.

Fialmente en 1955,luego de un palabrerío fuerte y combativo (por ej "5 x 1 no va a quedar ninguno), Perón deja el país cuando el golpe del General Lonardi estaba totalmente dominado. No se queda a luchar. Es el fin de su proyecto político, de su caja, sus ganas o de todo junto.

Se va y nos deja 17 años de inestabilidad política en la Argentina. 17 años o más de acuerdo a como lo veamos.

(Otro hecho que vale la pena destacar, es el impacto negativo que tiene en la vida argentina, la aparición de EE.UU, como primera potencia mundial desplazando a Inglaterra, teniendo en cuenta la buena relación que se mantenía con Inglaterra y la no tan buena que siempre se tuvo con EE.UU. La neutralidad en la 2da guerra mundial estuvo apoyada por Inglaterra y NO por EE.UU.)


El peronismo de retorno (década del 70) - La "Argentina Potencia"

Todos lo saben porque lo han vivido o se lo han contado sus padres. La desastrosa década del 70, de la mano de un Perón senil, rodeado nuevamente de incapaces, jaqueado por una subversión de izquierda tanto peronista como marxista a la cual él había adulado, guerra civil, muerte de Perón, golpe de Estado y un Partido Justicialista inorgánico, invertebrado, sin doctrina ni preparación. Perón no nos dejó nada. Solo a su esposa de Presidente y así nos fue.

Algunos analfabetos ilustrados comienzan a decir ahora que las FF.AA,. jaquearon al peronismo en ese período para provocar su caída. Tratan de disfrazar con esto la inoperancia de sus dirigentes de esa época. (y también de los dirigentes de la oposición)

Nos queda como positivo el combate de muchos camaradas contra la subversión, que terminó con la derrota militar de la misma pero con su victoria política, como los podemos ver hoy en su cenit.

El peronismo de la primavera democrática (1983 en adelante)

El peronismo residual luego del Proceso Militar fue el que se mantuvo vivo en los sindicatos afines y en la CGT. Ese sindicalismo, al cual los nacionalista vimos como aliados en la lucha contra la subversión, se estaba convirtiendo en lo que terminó siendo hoy: una serie de dirigentes vitalicios en sus gremios, enriquecidos, corruptos. Reflejo de lo que es el peronismo.

Dese 1983, el peronismo ha tenido casi el monopolio del poder en la Argentina. Hay provincias, departamentos y municipios que no conocen en este período a otro partido en esas posiciones ejecutivas. 

Por más que los presidentes peronistas y su grupo de control más cercano representen ideologías diferentes y tengan pocos puntos en común, la estructura político-sindical que les da sustento y votos no ha cambiado, como tampoco han cambiado los resultados de sus gestiones. Gobernadores e intendentes vitalicios, GENERALMENTE INEPTOS, le han dado su apoyo indistintamente a Carlos Menem y a Néstor Kirchner. Y se lo darán a Massa  o Scioli para mantener el poder y lo que del mismo emana: dinero. Recuerden que vivimos en una PLUTOCRACIA mantenida con el dinero del ESTADO. 

El peronismo es un partido de poder. Acoge en su estructura a personas de diversas procedencias políticas, no por su característica de movimiento nacional, sino por tratarse de un partido de poder. Si querés poder, tenés que ser peronista. Por eso conviven personas formadas en el liberalismo (Redrado, Massa, Boudou), marxismo (Zannini, Sabbatella, Conti, Kicillof y un largo etcétera), en la lancha (Scioli), en el sionismo (Timerman), en el judeo-progresismo (Forster), en el radicalismo (Zamora, Raimundi, la rata Moreau), entre otros.

Conclusiones desprolijas para abrir el debate

El nacionalismo o la derecha nacional debe dejar de ser el furgón de cola de otros movimientos políticos (revolución del 43, peronismo, revolución del 55, Onganía, etc).

Debe afirmar su identidad, definir sus objetivos, diferenciar a la gente y a sus mensajes en las 4 capas de las cuales hablamos en post anteriores, esforzarse por INCLUIR y no por EXCLUIR basados en minucias. Presentarse a elecciones reforzando la posición de los partidos con reconocimiento electoral (Bandera Vecinal o PPR). Construir una mesa de coordinación que haga actos públicos en conjunto y se meta en el debate de cada día fijando posición INTELIGENTE en los temas que le preocupan a la sociedad.

Se pueden hacer estas cosas o muchas otras.

Lo que no se puede ni debe hacer es seguir con el eterno debate si Perón fue nacionalista o no, y en base a eso fijar una posición con respecto a este movimiento político que se lleva, por error, a muchos de nuestros mejores hombres.

Identidad o muerte (del nacionalismo argentino)



sábado, 19 de septiembre de 2015

Los problemas del Nacionalismo Argentino (2) - El folklore

Se que me meto en terreno fangoso. Pero estimo que es totalmente necesario. Comentándole esto a un camarada y amigo me dio un consejo  valedero "a pesar que te vas a comer el enojo de muchos, vale la pena clavar la pica en Flandes para tratar que los camaradas no sigan cometiendo los mismos errores."



Entre las dos grandes guerras mundiales (o guerras civiles europeas), se dio en Europa un fenómeno muy particular, al que no fueron ajenos algunos norteamericanos, argentinos y personas de otros países pertenecientes al mundo occidental.

Pensadores, políticos, filósofos, escritores, no estaban para nada de acuerdo con ese sistema político que había reemplazado en Europa a las monarquías que habían existido durante siglos, las cuales fueron desapareciendo principalmente luego de la revolución francesa, y totalmente luego del fin de la Primera Guerra Mundial. Esa Democracia Liberal no los satisfacía. Y menos, el régimen que, impuesto en la Rusia zarista, pretendía ser quien la combatiese, el Comunismo. Es el origen de la tercera posición. No la inventó Perón.

Vieron además que, en los casos en que surgían gobiernos que combinaban ambos sistemas, el resultado era catastrófico, como lo pudieron apreciar los alemanes durante la República de Weimar.

Los movimientos nacional revolucionarios que surgieron en Europa en ese período de la mano de estas personas, fueron diversos y en general adaptados a la historia y costumbres de cada país y con foco a los problemas de ese momento de cada sociedad. Así, por ejemplo, el fascismo italiano, el nacionalsocialismo alemán, el falangismo español, por nombrar a los más conocidos, tuvieron características muy particulares y diferenciadoras entre sí. No estaría de más decir que lo que los unió a pesar de sus diferencias fueron la Segunda Guerra Mundial y los enemigos en común.

Estos movimientos tuvieron además la herencia de la situación bélica particular de cada país. Un Alemania derrotada en la Primera Guerra Mundial, traicionada y condenada a pagar indemnizaciones millonarias, una Italia vencedora pero pobremente recompensada, una España en situación de Guerra Civil. Tenemos la visión  que estos los movimientos fueron profundamente militaristas porque:
  • sus integrantes venían de pelear la Primera Guerra Mundial y muchos eran ex militares
  • se estaba en las vísperas de una guerra civil, como es el caso de España.
Pero, ojo al piojo, sus adversarios también tenían fuertes grupos de choques que marchaban uniformados, como los casos de los partidos Comunista y Social Demócrata en Alemania. Es decir, la militarización era un rasgo común de la época.

Los jefes del Frente Rojo Alemán Thälmann y Leow en Berlin, Junio de 1927

En sus intenciones, los movimientos estuvieron orientados a la conquista del poder. Algunos lo lograron (Alemania, Italia), en otros casos a medias siendo parte de un gobierno afín (caso España, que tomó muchos de sus símbolos y pocas de sus ideas), en otros países nunca (Inglaterra) y en el resto de Europa se fueron acoplando a medida que la influencia de Alemania se extendía como consecuencia de la Guerra (Bélgica, Noruega, Rumania, etc)

Entonces, tenemos entre sus características principales.
  • Análisis correcto de los problemas de cada uno de sus países
  • Ideologías adaptadas a tiempo y espacio
  • Falta de dogmatismo
  • Militarismo común a la época
  • Socialismo entendido como una ayuda a los desocupados y humildes del país
  • Compenetración con las tradiciones y valores históricos de cada comunidad
  • Adaptación a las circunstancias (alianzas circunstanciales como el nacional socialismo alemán y los cascos de acero, el falangismo y grupos conservadores en España) 
  • Toma del poder por la circunstancia más apropiada o posible en cada país y momento (cuasi golpe en Italia, guerra civil en España, parlamentarismo en Alemania)
  • Un interés en proveerle una solución a los habitantes de sus países. Soluciones a sus problemas cotidianos.
Todo eso los hizo exitosos. Entonces, ¿por qué no los imitamos?. Que pregunta. De hecho, los imitamos, pero mal. Nos hemos quedado empantanados en la Segunda Guerra Mundial. Seguimos peleando una guerra que ya se perdió. Esto no tiene políticamente ningún sentido.

Fundamentalmente, quienes entienden la política de este modo, es decir, la imitación de usos, costumbres, gestos, frases, slogans de estos movimientos de la década del 30, están satisfaciendo un gusto personal y no tratando de construir un movimiento político con chances. Es duro pero es así. Se sienten de maravillas pero las posibilidades de éxito son remotas.

Los movimientos nacionales del siglo XXI deben seguir el mismo camino de análisis que se hizo hace casi un siglo atrás.

No tiene ningún sentido traducir slogans. Vestirnos como en los '30. Copiar nombres de movimientos, a veces ridículamente adaptados. Todo esto nos lleva a hacer POLÍTICA DE CONVENCIDOS PARA CONVENCIDOS, a ser un club de admiradores del nacionalsocialismo alemán. Por eso todas las agrupaciones de esta índole, no pasan de ser un grupo reducido, fundamentalmente peleados con todas las otras agrupaciones por algún detalle más que menor y muchas veces sin ningún sentido.

Estamos lejos de las cosas COTIDIANAS. Y esa lejanía nos lleva a la INTRASCENDENCIA. ¿Ustedes tienen alguna duda que los integrantes del núcleo central de Amanecer Dorado en Grecia son camaradas nuestros? Yo no tengo ninguna. Pero hacen las cosas de manera diferente. Y diferencian bien el Núcleo Central, los Cuadros, los Militantes y los Votantes o Simpatizantes. Son el 3er partido de Grecia y en breve podrán ser el 2do. Adaptan el MENSAJE al RECEPTOR. Y dan lucha sobre los problemas de GRECIA del siglo XXI. ¿Tienen alguna duda que el grupo central de Amanecer Dorado cuando se reúne cante Die Fahne Hoch y saluden al estilo romano? Yo no tengo ninguna. Pero miren la batalla que dan en el Parlamente griego:



(¿Ustedes creen que en alguna agrupación de las nuestras aceptaríamos a alguien con ese larga cabellera?)

En Francia, el Frente Nacional luego de una larga lucha que incluyó un ballotage presidencial hace pocos años, vive momentos de enorme popularidad dado el problema inmigratorio actual en Europa, la cual ha sido su principal bandera. Han logrado triunfos impensados en elecciones para el parlamento europeo, por ejemplo.


En dura síntesis, muchísimos grupos nacionalistas en todo el mundo, creyendo que hacen política, forman solamente clubes de admiradores de los movimientos nacional revolucionarios europeos de los años 30, sin constituir la más mínima amenaza al sistema. Por el contrario, son instrumentos del Poder para destruir a los pocos movimientos embrionarios que sí pueden dar en el futuro lucha al Sistema.



Lo más lamentable de todos estos grupos, es que dilapidan el esfuerzo, compromiso y militancia de miles de camaradas, en una lucha que está perdida antes de empezar. Satisfacen gustos personales. No tienen la más mínima proyección política.

No tiene ningún sentido FOCALIZARNOS en la segunda guerra mundial. En las batallas, soldados, campañas. NADA. Debemos eso sí hacer lo que ningún grupo hace. Ver como ORGANIZARON el ESTADO esos grandes movimientos revolucionarios. Analizar casos de ÉXITO. Saber como ALEMANIA manejó su ECONOMÍA, saliendo de los slogans ("abolió en Patrón Oro", por ejemplo.). Saber donde se equivocaron.

Tenemos que saber como FUNCIONA EL MUNDO HOY, si pretendemos CAMBIARLO. Como funciona la economía, que deberíamos cambiar, que mejorar. Como funciona el ESTADO MODERNO, desde el MUNICIPIO hasta el GOBIERNO NACIONAL.

Como comercian las naciones entre sí. Como funciona la economía nacional e internacional. Como funciona la banca.

Debemos prepararnos para GOBERNAR. Hoy gobernar es una tarea titánica, no como en las épocas de Roca, que siendo un gran presidente se daba el lujo de ir 3 meses a una estancia a descansar.

Amigos nacionalistas: VIVIMOS DE SLOGAN EN SLOGAN. Slogans que solo tienen como finalidad satisfacernos a nosotros mismos. Por favor, necesitamos un baldazo de honestidad intelectual. Así no vamos a ningún lado.

Buscá con Google

Google